Cuidados e higiene

Durante
el embarazo

El proceso del embarazo aporta cambios importantes, sobretodo en el sistema hormonal, lo cual hace necesaria la adopción de precauciones higiénicas más cuidadosas de lo habitual. Conoce importantes recomendaciones que serán beneficiosas para tu salud y tranquilidad:

  • Utiliza ropa interior de algodón, o con cubierta de algodón en toda el área de la entrepierna.

  • Evita utilizar un tamaño de ropa interior que no alcance a proteger toda el área vulvar, ya que quedaría expuesta al contacto con la ropa exterior.

  • No utilices ropa muy ajustada o de materiales sintéticos.

  • Lava tu ropa interior con jabón de barra y enjuaga sin dejar residuos.

  • No es recomendable que uses desodorantes íntimos, talcos, aromatizantes, ni sales de baño o burbujas en la zona vaginal, pueden causar irritación en dicha zona.

  • Evita traumatismos de la región genital como el rasurado, la depilación o fricción.

  • Si tienes cambios en el flujo vaginal, ardor o mal olor consulta al ginecólogo. Evita la automedicación. Esto te ayudará a prevenir alguna alteración del pH; evita la irritación, comezón y mal olor en la zona íntima.

Después del Embarazo

La limpieza íntima después del parto, paso a paso:

  • El lavado y el secado realízalos siempre en dirección de la vagina al ano, nunca al revés, para evitar el paso de gérmenes de la zona rectal a la zona genital.

  • Preferentemente realiza el lavado genital con la mano, puesto que las esponjas constituyen un almacén estupendo para los gérmenes.

  • Al ducharte por la mañana, procura la limpieza meticulosa de la zona vaginal, y por la noche, si te resulta cómodo, refresca dicha zona con un lavado. No es aconsejable lavarse la zona vaginal más de dos veces al día, porque el exceso de humedad irritará la zona y dificultará la cicatrización en caso de que el parto haya sido natural.

  • Siempre que sea posible, y cuando ya no haya sangrado excesivo, podemos mantener la zona vaginal al aire, esto es importante si el parto fue natural.

  • No es precisa la depilación durante el postparto tampoco significa un riesgo realizarla. Pero si tú parto fue por cesárea procura no realizarte la depilación hasta que el proceso de cicatrización haya finalizado ya que la piel se encuentra en un estado de extra sensibilidad.

Los hábitos de limpieza e higiene que acabamos de nombrar se los debe procurar mantener durante todo el proceso de posparto específicamente de cicatrización. Si tú médico te ordena una serie de cuidados aún más específicos es importante que no los dejes de tomar en cuenta.

Tu Bebé protegido y tú tranquila